lunes, 28 de noviembre de 2011

Cómo hacer seitán




El seitán es un tipo de "carne vegetal" que está hecha con gluten de trigo.
Se puede comprar en tiendas dietéticas pero a mí me gusta hacerlo yo misma.

Les explico...




Ingredientes:

2 tazas de gluten de trigo
2 cucharadas de comino molido
3 cucharadas de pimentón dulce
3 pastillas de caldo vegetal o de caldo vegetal molido
salsa de soja
agua
música recomendada: Levanta (Depedro)

Cuantas más veces elabores seitán mejor te saldrá. Es irle cogiendo el truquillo, yo creo que en poco tiempo lo conseguirás ;-)

-Ponemos el gluten en un bol de cristal. También puedes hacerlo en uno de plástico pero me han dicho que es mejor así, así que ¡así! jeje


-Echamos el comino, pimentón y las pastillas de caldo. Éstas últimas las desmenuzamos todo lo posible.

-Mezclamos

-Vertemos bastante agua pero con cuidado de no pasarnos (puede que yo en esta ocasión haya echado demasiada aunque luego quedó bien...)


-Removemos y amasamos mientras vamos agregando agua. El gluten la irá absorbiendo y tendremos que formas varias bolas para luego cocinarlas mejor.


-Seguimos dándole forma e hidratándolas si hiciera falta. Lo importante es que no quede una masa "chiclosa"


-En este momento me dí cuenta de que les había echado demasiada agua, je. Sinceramente el aspecto que tienen en esta foto no es nada apetecible pero cuando estén hechas, uuummm


-Ahora toca compactar, quitar el exceso de agua. Para ello pasamos "las bolas" de una mano a otra y apretamos con cuidado, unas cuantas veces hasta que veamos que la superficie se ha alisado (dentro de lo que cabe, claro)


-Preparamos el caldo donde se van a cocinar. Ponemos aproximadamente 5 litros de agua en un caldero grande. Echamos un chorro de salsa de soja y ¡a hervir!







-Cuando hierva bien ponemos "las bolas" a fuego fuerte durante unos segundos. Luego lo bajamos a fuego medio y después lo mantendremos a fuego medio-bajo.


-Se hinchan y puede que el caldero se quede pequeño, si es así pártelas por la mitad con un cuchillo y pon una parte en un caldero y otra en el "nuevo" con agua y salsa de soja.




-Caldero del principio finalizando su cocción.


-Tardan aproximadamente una hora y cuarto en hacerse.

Quería dejarles una foto de un plato preparado pero no he podido :-P
¡Aquí les dejo el resultado final!



Les aseguro que queda muy rico y se le puede echar a todo :-) a la plancha con ajo en bocadillos, en adobo junto a arroz integral, una boloñesa vegetal, un guiso con verduras y papas.....¡ñam!

Si nunca has comido seitán es interesante que lo pruebes antes en un restaurante vegetariano o que lo compres en una tienda dietética.
Así sabrás si te gusta o si se parece tu seitán al de los profesionales, jeje.


Muuuaaakkss a todos

martes, 25 de octubre de 2011

Cura de savia y limón




Hace ya casi 2 semanas que hice la cura de savia y limón.

Llevaba desde hace un tiempo queriendo hacer algo depurativo, algo que me ayudara a limpiar. Muchos me dijeron que yo ya comía sano pero creo que eso no quita que se acumulen toxinas y que venga bien hacer una limpieza.

Así que un día tomé la decisión con la incertidumbre de cómo reaccionaría mi cuerpo, si pasaría mucha hambre, si me cansaría...

Les cuento en qué consiste. Esta cura se hace mediante el ayuno, es decir ausencia total de alimento excepto una bebida hecha a base de agua, sirope de savia, limón y una pizca de cayena.

El primer día estaba muy entusiasmada. No pasé nada de hambre porque me tomaba unos buenos vasos de savia (resumo para no decir, savia y limón ;-) y estaba muy bien de energía.
No me propuse unos días en concreto sino que me dije "voy haciendo el ayuno según me encuentre"

El segundo seguía igual. La sensación de hambre que me venía no me resultaba desagradable como otras veces y puede que sea porque estaba mentalizada, me había propuesto hacer algo y sabía que lo podría hacer.

Dicen que el tercero es el peor pero yo no lo viví así. Puede que pensara más en la comida pero sin ansia, sólo pensando en qué me haría al finalizar la cura.
Precisamente ese día salí con unos amigos que se comieron unas papas fritas y demás cosas ricas-guarris...me llegaba el olor pero no me vi tentada, porque tenía claro por qué estaba haciendo aquello. En realidad sólo son unos días dentro de todo un año, no podía ser tan difícil.


Notaba mi mente más clara, no tenía que pensar en qué comer, ni sentirme pesada por la digestión, ni nada relacionado con la comida, no tenía los bajones de energía que se tienen cuando se come.
¡A ver! a mí me encanta comer, pero me sorprendieron las sensaciones que tuve durante ese tiempo.
Estuve más creativa y con ganas de hacer más cosas.

El 4º tenía menos ganas de comer, incluso de tomar la de savia y bebí menos.

El peor fue el quinto día porque durante el cuarto no le dí los minerales y azúcares suficientes. Me sentí muy débil pero en cuanto empecé a tomar de nuevo la savia, aunque no me apeteciera nada, me recuperé totalmente ¡mágico! jaja.

El sexto día, tal y como dice el libro me tomé dos naranjas, jugos de naranja y la savia. Tiene que ser poco a poco porque darle le golpe algo sólido al cuerpo puede sentar mal.
Ya empecé la transición a la comida sólida porque había limpiado suficiente.

El 7º comí alimentos muy ligeros y masticando mucho.

Durante la semana siguiente no comí nada de huevos, queso o leche para dejar descansar al organismo.


En ningún momento lo pasé mal. Y ahora me encuentro perfectamente. Toda una experiencia.

¿Lo recomiendo? a mí me fue bien, cada cuerpo es distinto no sé cómo reaccionaría cada uno.
Pienso que si se hace con cabeza y siguiendo "las instrucciones" lo más posible es que vaya bien.



domingo, 3 de julio de 2011

Saber lo que comemos



He visto un documental que anima a comer mejor, a cuidarnos y a saber cómo funciona todo lo que rodea a la producción de alimentos.


Como ya había leído sobre el tema no encontré demasiados datos nuevos pero siempre una imagen ayuda a renovar lo que ya sabías y a los que no lo saben a saberlo.

Espero que les ayude ;-)

jueves, 30 de junio de 2011

Hamburguesa ligera



Un truquito que tengo para cenar hamburguesa y no sentirme muy pesada es hacerlo de esta manera.

Pongo una base de lechuga, luego unas cuantas rodajas de tomate, zanahoria rallada, una loncha de queso (o no, si quieres que sea más ligera) en este caso le he puesto queso de soja, la hamburguesa vegetal, unas cuantas tiras de cebolla, un poco de ketchup, mostaza (tiene muy poca grasa) y espolvoreo unas semillas de sésamo.

Casi todos son ingredientes que le pondríamos a una hamburguesa clásica pero aumentando los vegetales y quitando el pan.

;-)

viernes, 27 de mayo de 2011

Sano, rico y crudo



Hace unos días fui a un restaurante muy especial. Allí no utilizan el calor por encima de los 41ºC para que los alimentos mantengan sus propiedades intactas. Es el primer crudivegano de toda Europa, está en Madrid y se llama Crucina.




Es increíble ver de cuantas maneras se pueden comer platos totalmente vegetales sin cocinar.

Aquí les dejo un vídeo para que lo vean:



Les recomiendo probarlo :-)

Hoy por hoy no voy a seguir esta alimentación pero sí quiero beneficiarme de ella de vez en cuando e irla incorporando poco a poco.




miércoles, 27 de abril de 2011

miércoles, 23 de marzo de 2011

Mi primera conserva



Es la primera vez que hago una conserva y es que no lo había hecho antes porque me daba mucho "respeto" todo eso de esterilizar para que se conservara durante mucho más tiempo, para que creara el vacío pero..........al final resultó ser más fácil de lo que pensaba! aquí les dejo una foto de mi mermelada de mandarinas.
Las mandarinas ya estaban poco apetecibles y como no me gusta tirar nada hice esta mermelada, y está buena y todo! jaja

Les animo a que hagan sus propias conservas ;-)

muuuuaaak grande para todos

lunes, 10 de enero de 2011

Concursamos en la revista vegetariana y ¡ganamos!



Estoy muy contenta, si, porque no suelo participar en concursos de nada y esta vez me dió por ahí ¡y ganamos!


La casualidad que en la entrada anterior les puse la portada de una de las revistas de cocina vegetariana, pues este concurso pertenece a la revista de este mes.


La receta es "Ensalada de calabaza, papaya y tofu con toque de jengibre y semillas de calabaza"

Fue un día en el que mi madre y yo estábamos en plan cocinitas, nos inventamos la ensalada y se nos ocurrió que podría estar bien para concursar, jeje.